Caídas de bolsas y el papel de los bancos centrales

Llevamos varios días asistiendo a considerables caídas de las cotizaciones bursátiles y a causa de ello tenemos innumerables análisis sobre estos hechos, y como no, a buscar motivos que los producen observado el entorno económico y el análisis de empresas.

 

Las señales de alarma vienen principalmente de EEUU, por que la bolsa americana lleva nueve años subiendo, y por otro lado el encarecimiento del precio del dinero.

 

Las tendencias en bolsa pueden observarse y evaluarse, lo que no podemos saber es cuándo acabará la tendencia, motivo por el cual los índices americanos han sido alcistas durante tantos años. Las bolsas suben porque hay buenos beneficios empresariales y porque el ambiente es propicio contando entre otras cosas con tipos de interés bajos.

 

El segundo punto, los tipos de interés, son fundamentales en los mercados. Si los tipos de interés suben, las empresas aumentaran sus gastos financieros por lo que sus beneficios serán inferiores. Por otro lado, los ahorradores tenderán a poner sus ahorros en tipos fijos, que aunque sean menores que los obtenidos en Bolsa, consideraran que tienen un rentabilidad más segura.

 

De estos dos puntos vemos que la tendencia es alcista en las bolsas con tipos de interés bajistas y viceversa, o sea, hay una correlación inversa entre tipos de interés y la bolsa. En la situación actual las Bolsas no han indicado que hayan cambiado su tendencia, al menos de momento, en cambio si vemos una subida de tipos de interés y vemos que el bono USA a 10 años está en el 2,85% cuando hace dos meses estaba sobre él 2,30%. Una lectura de la situación es que los tipos de interés siguen estando bajos, pero también que han subido más de un 20% en dos meses. Por lo que vemos la gran influencia que ejercen los bancos centrales que son el corazón del sistema financiero.

 

Recientemente he releído el libro de Kazuo Ishiguro (Premio Nobel de economía 2017) “El resto de los días”. Escrito de forma exquisita describe el trabajo del mayordomo inglés, que su máxima ambición es hacer su trabajo con la máxima dignidad. Por dignidad entiende que es servir a personas basándose, no en la escala social del empleador sino en la escala moral.

 

También explicaba la importancia de estar no solo en un nivel alto sino también cerca del centro de decisiones y lo explicaba así, en el siguiente texto extraído de Kazuo Ishiguro de “El resto de los días” (Premio Nobel de economía 2017).

T

“Tal vez pueda explicar mejor la diferencia entre ambas generaciones hablando de mí mismo. Digamos que los mayordomos de la generación de mi padre veían el mundo como una escalera. Las casas de la realeza los duques y los lores de las familias más antiguas ocupaban el peldaño más alto, seguían los nuevos ricos, y así sucesivamente hasta llegar al peldaño más bajo, en el que la jerarquía se basaba simplemente en la fortuna familiar. El mayordomo ambicioso hacía lo posible por llegar al peldaño más alto, y en general, cuanto más arriba se situaba, de mayor prestigio gozaba…Considero acertado señalar que nuestra generación percibía el mundo no como una escalera, sino como una rueda, quizá convenga que explique mejor esta idea.

 

A mi juicio, nuestra generación fue la primera en reconocer un hecho que había pasado inadvertido hasta entonces, a saber, que las decisiones importantes que afectan al mundo no se toman, en realidad, en las cámaras parlamentarias o en los congresos internacionales que duran varios días y están abiertos al público y a la prensa. Antes bien, es en los ambientes íntimos y tranquilos de las mansiones de este país donde se discuten los problemas y se toman decisiones cruciales. La pompa y ceremonia que presencia el público no es más que el remate final o una simple ratificación de lo que entre las paredes de estas mansiones se ha discutido durante meses o semanas, para nosotros el mundo era, por tanto, una rueda cuyo eje lo formaban estas grandes casas de las que emanaban las decisiones relevantes, decisiones que influían en el resto de los mortales, ricos o pobres, que giraban a su alrededor. Y la mayor aspiración de todos los que teníamos ambiciones profesionales era forjar nuestra carrera tan cerca de este eje como nos era posible, dado que, como he dicho, éramos una generación de idealistas a quienes nos importaba no solo el correcto ejercicio de nuestra profesión, sino con qué fin la hacíamos, y todos alimentábamos el deseo de aportar nuestro granito de arena a la creación de un mundo mejor; resultaba obvio que, como profesionales, el medio más seguro de conseguirlo era servir a los grandes caballeros de nuestra época, en cuyas manos estaba el futuro de la civilización.”

 

La FED (el eje de la rueda) ha colocado mucho dinero en circulación para dinamizar la economía y ha de retirarlo del mercado antes o después, la cuestión está en hacerlo de forma progresiva estando muy atento a la evolución de la economía. No puede adelantarse ni demorarse, como decía un comediante que no recuerdo el nombre: “No me dan miedo las balas, lo que me da miedo es la velocidad que llevan”. O sea, podemos hacer análisis pero la cuestión está en función de lo que hagan los bancos centrales. Como sentía el mayordomo Stevens en su profesión,  los mercados financieros están pendientes de las decisiones que se tomen en el eje de la rueda, o sea, en manos de las decisiones de los bancos centrales, el eje decidirá cuantas veces suba los tipos de interés y esa velocidad marcará la tendencia de las bolsas.

 

El mundo político y el económico están muy conectados de tal forma que en ocasiones se llega al poder político utilizando el poder económico y se llega al poder económico a través del poder político; y como decía un asesor de Bill Clinton “de reencarnarme me gustaría hacerlo en el bono del tesoro que es lo que realmente tiene poder”. La puesta en circulación o retirada de dinero  marca el destino de los mercados.

 

El mes de Julio del año 2012 Mario Dragi apodado Super Mario decidió bajar los tipos de interés hasta el 0,75%, en medio del momento más tenso que el euro había vivido desde su inicio. Por si a los mercados le quedaban dudas, el 26 de julio pronunció Draghi en voz alta las palabras mágicas: “Haré todo lo que sea necesario para salvar el euro“. Esta frase fue suficiente para crear confianza.

 

Ahora estamos a la inversa, hay que recuperar el dinero puesto por los bancos centrales, retirar dinero de circulación hará subir los tipos de interés creando mayores costes para las empresas, aunque estarán en un entorno económico más consolidado. Recordando un título de libro de Javier Marías, inspirado en unas palabras de Shakespeare: “Así empieza lo malo y deja atrás lo peor”

 

2 ideas en “Caídas de bolsas y el papel de los bancos centrales

  1. 1755 Responder

    La reforma fiscal es una manera más de alargar el ciclo económico en USA, de forma que las subidas de tipos no hundan la economía ni las bolsas americanas.Quizás veamos un año más de expansión económica en América. Pero habría que comenzar a disponer la cartera para el cambio de paradigma de tipos de interés, ya que cuando allí comiencen a bajar, aquí haremos lo propio.
    Sin embargo China crece y seguirá creciendo a toda pastilla.
    Desafortunadamente no hay muchos expertos en inversiones en el área de Asia Pacífico, que es lo que donde está el crecimiento.
    Salud.

    • Alejandro Cárdenas Autor de la entradaResponder

      Sí. Es la historia de los ciclos económicos, se ha de inyectar dinero y finalmente hay que subir tipos que son los enemigos de la Bolsa. En el caso actual la economía ha necesitado más estímulos de lo habitual y el ciclo ha sido más largo y la reforma fiscal aun lo mantiene. En este caso venimos de tipos muy bajos y la subida de tipos también se interpreta como que la economía va mejor. Es el proceso normal de los ciclos, solo que en este caso es más largo que la media de los ciclos anteriores y despista un poco. En Asia está el crecimiento, por ello se mantiene bien el crecimiento mundial, la cuestión está en cómo responderá a la subida de tipos de interés. En épocas pasadas cuando empieza el ciclo adverso el dinero vuelve al corazón del sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *